Alimentos para aumentar el Cartilago de los Huesos

En cada articulación ósea de tu cuerpo tienes cartílago, el cartílago va mucho más allá de lo que hayas podido oír relacionado con la oreja  – “piercing en el cartílago”, “pendiente en la parte de arriba de la oreja”. Los cartílagos los tienes por absolutamente todas las articulaciones de tu cuerpo, y es de vital importancia que cuides de ellos, porque están ahí para minimizar la fricción de cada movimiento de huesos que hagas. Son algo así como los “amortiguadores” (del coche) de los bajos de tus huesos, facilitando la tarea evitando que sufras de más dolores, inflamaciones y molestias en los huesos a lo largo de tu vida.

El problema es que, al cartílago nadie le cuida, la sangre no fluye a través de ellos para darles “alimentos” y curarles en caso de desgaste, por lo que eres TÚ quien tiene que preocuparse por alimentar la salud de tu cartílago, y evitar así que acabe en mal estado, y tú sufras de esas inflamaciones y dolores en los huesos por el resto de tus días. Para cuidar de tus queridos cartílagos, dales los siguientes alimentos beneficiosos:

Manzanas 

Gracias a la quercetina encontrada en el fruto prohibido bíblico, tus cartílagos obtendrán una garantizada mejoría, evitando así su oxidación gracias también a los antioxidantes dados en la manzana, que ayudarán a la creación de más colágeno necesario para tus huesos. Eso si: NO peles las manzanas, hay más quercetina en la piel que en la “carne”!

Frutas y verduras ricas en Vitamina C

Todas las frutas y verduras especialmente ricas en Vitamina C serán siempre beneficiosas para la salud de tus articulaciones, evitando especialmente inflamaciones y dolores. Algunos ejemplos de estas frutas y verduras son; pimientos amarillos, guavas, kiwis, naranjas, limones, moras y frutas del bosque, y todos aquellos vegetales de hojas verdes oscuras.

Ajo y Cebolla

Los ajos ya sabéis que se consideran como un potente antibiótico natural, a la par que un excelente anti-inflamatorio casero más potente y con menos problemas secundarios que muchos otros del mercado farmacéutico (ej: Ibuprofeno). Añade sin miedo más ajo y cebolla a tu dieta, en preparaciones y usando también el formato especias secas. Siempre es mejor comer antes una cebolla entera pochada, o usar ajo triturado en un plato, antes que usar las variantes en secas en polvo. Recuérdalo.

Cúrcuma y Jengibre

Otros de los dos más potentes antibióticos naturales que existen en el mundo, además de grandes anti-inflamatorios naturales también. Recuerda que puedes plantar Cúrcuma en casa con gran facilidad y sin preocuparte por volver nunca a la tienda a por más. [Haz uso de nuestro buscador y escribe en la casilla “plantar cúrcuma” – encontrarás un completo artículo de EcoRemedios enseñándote a cómo hacerlo en casa!]

Estos frutos secos en concreto

Pacanas Nueces de Macadamia, Anacardos, Nueces comunes, Almendras y Pistachos. Todas ellas son ideales para mejorar la salud de los cartílagos. Ricas en Antioxidantes y Ácidos grasos Omega-3 esenciales, además del mineral Manganeso, especialmente útil para el cartílago.

Aceite de Oliva 

Gracias también a los ácidos grasos Omega-3 presentes en el aceite de oliva, este oro líquido te vendrá genial para la salud, y en este caso, para reparar cualquier daño causado en el cartílago de tus huesos.

Aceite de Coco

El ingrediente Top 3 de los mejores Remedios Naturales, no podía faltar en esta lista. Como siempre, el aceite de coco destaca por su increíble eficacia medicinal y curativa. Puedes tomarlo en cucharadas como el de oliva (así tal cuál), o puedes también darte friegas en las piernas o allá donde sientas dolor causado por inflamación. Recuerda este consejo: Es siempre bueno que calientes el aceite de coco UN POCO (poquito) en el microondas antes de usar. Lo activarás mucho mejor.