Coloque esto en sus pies y digale adiós a las venas varicosas y los talones agrietados en sólo 10 días

La piel es el órgano más grande, la cual cubre todo el cuerpo y además lo protege de cualquier posible agresor externo; por esta razón es esencial que todas las personas mantengan un cuidado óptimo sobre su piel regularmente, lo cual es algo que la mayoría de las personas respetan religiosamente, al menos cuando se trata del cuidado de la cara o del cuerpo. A diferencia del cuidado que la mayoría tiene con su cara o con la piel de su cuerpo, el cuidado que le dan a sus pies es realmente mínimo.

Ya que los pies no están a la vista la mayor parte del tiempo, la mayoría de las personas tienden a olvidarse de darles un cuidado adecuado, y como consecuencia, pueden surgir múltiples  problemas en los pies, tales como los talones agrietados, la piel seca, la picazón, los callos, los hongos y las infecciones; además el constante uso de zapatos incómodos, una mala alimentación, o la falta de humedad en la piel también puede ser una de las razones por la que estos problemas del pie pueden aparecer.

Por suerte, estos problemas no son realmente irremediables, ya que es posible eliminarlos naturalmente; y el siguiente remedio además de ser muy simple de preparar, te ayudará a aliviar y acabar sus síntomas de forma realmente exitosa. Este remedio también ha demostrado ser muy eficaz como un tratamiento para las venas varicosas.

Receta para preparar este increíble remedio

Ingredientes

  • 1 cucharada de cúrcuma.
  • 1 taza de alcohol medicinal.
  • 10 pastillas de aspirina.

¿Cómo preparar el remedio?

Para preparar este remedio, lo primero que debes hacer es tomar un recipiente de plástico y luego debes verter la taza de alcohol medicinal en él; añade 1 cucharada de cúrcuma y después revuelve bien ambos ingredientes. Coloca las píldoras de aspirina sobre una base dura y aplástalas hasta lograr hacerlas polvo; después agrega el polvo de las aspirinas a la mezcla del recipiente y mézclalo bien otra vez. Para finalizar, cubre el recipiente con una tapa y déjalo reposar por unas 24 horas.

¿Cómo utilizar el remedio?

Lava tus pies y aplica un poco de este remedio sobre ellos, frótalo suavemente y después envuelve cada pie con un paño de algodón y cúbrelo con papel plástico; para asegurarte de que el revestimiento no se caiga, luego colócate unos calcetines; debes hacer este proceso todas las noches antes de ir a dormir.

A la mañana siguiente, debes quitarte el revestimiento y enjuagar bien tus pies con abundante agua tibia; una vez enjuagados debes colocarte un poco de alguna crema para hidratarlos.

Para lograr conseguir mejores resultados, debes continuar haciendo este tratamiento por al menos 10 días seguidos. Al final de este tiempo notaras que efectivamente has logrado deshacerte de los callos y de los talones agrietados, así como también notaras que lograras curar las venas varicosas de una manera exitosa.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *