Experimentos Japoneses: Nuestros Pensamientos Pueden Alterar La Realidad.

El Dr. Masaru Emoto, un investigador y curandero alternativo originario de Japón, ha demostrado al mundo evidencias del poder del pensamiento mágico. “¿El qué?” No se preocupe, nosotros se lo explicamos: Primero comenzar diciendo que el Dr. Emoto obtuvo la fama mundial después de que sus experimentos con moléculas hubieran sido protagonistas del filme estrenado en 2004 “What The Bleed Do We Know” — al español, sería traducido literalmente como algo del tipo “Pero qué Co** Sabemos Nosotros?”. ¿Uno más de los locos experimentos japoneses, o una realidad?

En esa película, el Dr. Masaru Emoto demostró que los pensamientos podían alterar la realidad física. Principalmente la molécula del agua, puesto que según sus teorías, nosotros, los humanos, al estar hechos de al menos un 60% de agua, somos, digamos… capaces de alguna manera de alterar la “realidad del agua” sólo con nuestro pensamiento e intenciones.

“Vale, muy bien, gracias por la explicación, pero… qué trae poder cambiar la estructura molecular del agua?” Pues esa pregunta se la deberíamos de hacer a un grupo de más de 2000 ratas humanas de laboratorio que se sometieron a estos experimentos en Tokio, la capital nipona. Según ellos, lo que ocurrió es que esas 2000 personas, desde una habitación en Tokyo, se dedicaban a acudir a esa sala, sentarse, y “enfocar pensamientos” hacia una habitación que se encontraba en California. Sí, en los USA. Todo esto suena muy de película de ciencia ficción… pero sigan leyendo y tomen sus propias conclusiones.

Dentro de esa habitación en California había muestras de agua. De ahí que las personas enfocasen su energía para intentar cambiar dicha molécula de agua. Lo que ese grupo de miles de personas japonesas no sabia, es que también existían “otras habitaciones” que guardaban esa muestra secreta de agua.

¿Qué ocurrió? Pues que como podemos ver en esta foto, las moléculas del agua cambiaron en California, según el pensamiento que se le “enviaba”. Me explico: si el pensamiento era positivo, si al agua se le rezaba, o si al agua se le daba las gracias. ¿Como? Lo que oyes. Y si no mira este gráfico oficial del estudio científico nipón:

molecas-del-agua

*En el podemos ver distintas moléculas del agua siendo afectadas por distintos “pensamientos” (por orden: antes de ofrecerle una plegaría, después de haberle rezado, “Gracias”, “Me das asco, te voy a matar”, “Amor y apreciación”.