Investigaciónes revelan cómo el azúcar esta relacionado con el cáncer.

Un estadounidense consume un promedio de su peso corporal al año de esta sustancia que causa cáncer.

Los hospitales alimentan a los pacientes con cáncer  con dietas altas en azúcar y en carbohidratos por una razón: Ignoran o quieren ignorar el papel tan importante que tiene la nutrición en nuestra salud y las enfermedades.

A pesar de que la ciencia ha demostrado, al menos desde mediados de los años 20 con la hipótesis del cáncer de Otto Warburg , que los tumores prefieren utilizar la fermentación de azúcar para producir energía en lugar de los de fosforilación a base de oxígeno mucho más eficiente. Los hospitales han invitado a corporaciones como McDonald para entrar en sus instalaciones para ‘mejorar’ la experiencia gustativa de su paciente, presumiblemente para proporcionar comodidad e intentar agradar a los pacientes que están con tratamientos de cirugía, radiación y quimioterapia dolorosas, erróneamente.

Pero los tiempos están cambiando, con nuevas investigaciones que requieren estas instituciones médicas para reformar sus estrategias dietéticas, al menos si desean afirmar que sus intervenciones son, de hecho, ‘basadas en la evidencia “…

Un nuevo estudio revela que el azúcar no alimenta y ademas está relacionado con el Cáncer.

Un nuevo estudio pionero, descubierto por uno de nuestros investigadores voluntarios en Greenmedinfo – Jonathan Middleton – es el primero de este tipo para identificar el azúcar, no sólo como fuente de combustible para un cáncer que ya existe, sino como un motor principal en la oncogénesis – es decir, el inicio de las características cancerosas (fenotipo) dentro de las células previamente sanas.

Publicado en la Revista de Investigación Clínica y titulado, un aumento de la captación de azúcar promueve la oncogénesis, los investigadores tenían una percepción común (o percepción errónea) en la comunidad de investigación sobre el cáncer en relación con la relación con azúcar para el cáncer: “el aumento de la glucólisis [metabolismo a base de azúcar] se ve con frecuencia como consecuencia de eventos oncogénicos que impulsan el crecimiento de células malignas y la supervivencia”.

Contrariamente a este punto de vista convencional, un nuevo estudio “proporciona la evidencia de que el aumento de la activación glicolítica puede ser un evento oncogénico…” Es decir, la activación del metabolismo a base de azúcar – impulsado por la presencia del aumento de la cantidad de glucosa y los receptores de glucosa que aumentan en la superficie de la membrana celular (es decir, “la sobreexpresión de un transportador de glucosa”) – el inicio del cáncer.

Por otra parte, el estudio encontró que la reducción forzada de la captación de glucosa por las células de cáncer de mama provocó la reversión fenotípica. En otras palabras, interfiriendo con la disponibilidad de azúcar y la absorción de la célula hace que la célula de cáncer a vuelva hacia su estructura-función pre-cáncer (fenotipo).

¿Cuáles son las implicaciones de esta investigación en la dieta?

Lo que esta nueva investigación indica es que el azúcar – del cual los estadounidenses consumen la asombrosa cantidad de 80 kilos al año – Es una de las principales causas de los cambios celulares metabólicos en el cuerpo en consonancia con el inicio y la promoción del cáncer. La investigaciones indican que la eliminación del azúcar en la dieta, y privando a las células de la misma, podría revertir el cáncer.

Azucares ocultos y el Cáncer

Se ha estimado por el USDA que un estadounidense consume un promedio de 90 kilos de productos de grano al año. ¿Por qué es relevante para la cuestión del azúcar en la dieta? Dado que los productos de hidratos de carbono refinados por ejemplo galletas, pan, pasta, cereales, son en realidad alimentos con altos contenidos en azúcar. De hecho, el arroz inflado hace que su sangre se vuelva más dulce que el azúcar blanco, ya que es más alta en el índice glicémico. Sumando las dos figuras juntas, el consumo anual per cápita de productos de azúcar y los cereales a base de azúcar, consumimos 165 kilos de azúcar (tanto azúcar de mesa / jarabe de maíz de fructosa) y encubiertas (carbohidratos de grano) al año – los cuales pueden contribuir a la promoción de la una situación metabólica ideal para las células del cáncer: la glucólisis aeróbica.

Esta es una razón por la dieta cetogénica – es decir, una dieta de grasa y proteína, carente de hidratos de carbono, tanto simples (azúcar) y complejas (productos de grano) ha demostrado ser útil con el más agresivo de los cánceres: incluyendo el cáncer de cerebro.

Si es tan malo para nosotros, ¿Por qué comemos tanto azúcar?

Una de las razones principales por las que comemos azúcar y dietas ricas en carbohidratos es porque son adictivos. Pocos minutos después de consumir azúcar o carbohidratos nuestro cuerpo pasa por una montaña rusa neuroendocrina. Su cerebro no puede sobrevivir mucho tiempo sin glucosa, la unidad de energía fundamental de la célula. El sistema endocrino, por otro lado, percibe el peligro del alto nivel de azúcar, la glicación asociada con el daño a las estructuras de proteínas y lípidos dentro de las células de nuestro cuerpo. La insulina hace que el azúcar se almacene dentro de las células, tanto en forma de glucógeno como en forma de grasa.

Este círculo vicioso interminable es responsable de las ansias insaciables una dieta alta en carbohidratos y azúcar, por no hablar de los efectos hedónicos basados ​​en fructosa que se generan en el cerebro que modulan los receptores opioides y dopamina en el sistema nervioso (no muy diferente del alcohol), y los péptidos farmacológicamente activos en muchos granos que contienen gluten, que también impulsan a conductas adictivas y una fijación casi psicótica por conseguir los carbohidratos necesarios en cada comida.

No es de extrañar que tengamos una epidemia de cáncer en un mundo en el que prevalece la dieta occidentalizada. Ciertamente, no queremos decir que una dieta en carbohidratos ricos en azúcar es la única causa de cáncer. Hay muchos otros factores que contribuyen a la iniciación y la promoción del cáncer, tales como:

Exposición a sustancias químicas

Exposición a la radiación

El estrés crónico que suprime el sistema inmunológico

Las vacunas que contienen los retrovirus ocultos y virus que causan cáncer

La infección natural con bacterias

La falta de sueño

Nutrientes insuficientes (falta de donantes de metilo como B12, ácido fólico, B6)

A pesar de que el cáncer es complejo, fenómenos multifactoriales, con variables que no siempre podemos controlar, pero lo que si podemos hacer es controlar lo que entra en nuestra boca. El azúcar, por ejemplo, si realmente queremos prevenir y / o tratar el cáncer. Y no se olvide, de los hidratos de carbono que no saben dulce pero son ricos en azucares que se convierten en azúcar en cuestión de minutos después de su consumo.

En pocas palabras, si usted está preocupado acerca del cáncer, tiene cáncer, o si desea evitar la recurrencia, la eliminación del azúcar y el exceso de carbohidratos es una necesidad. No sólo es de sentido común, sino que ahora esta más que demostrado en investigaciones.

* Nota: Las células cancerosas prefieren fermentar el azúcar como una forma de energía incluso cuando no hay suficiente oxígeno disponible para las células.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *