Remedios naturales contra la infección en los oídos u otitis

La otitis externa, también conocida como oído de nadador es una infección en el oído que aparece cuando hay una acumulación de líquido o existe algún tipo de inflamación.

Las infecciones del oído se dan más entre los niños y adolescentes que en adultos. Además, es más probable que su aparición tenga lugar durante las alergias, resfriados o gripe.

Sin embargo, este tipo de enfermedades no son la única causa. Hay otros factores de riesgo que deben ser considerados.

¿Cuáles son las causas de la otitis media?

Nadar en agua contaminada o sucia es una de las causas más comunes de las infecciones del oído del tipo externo.

Las bacterias presentes en estos sitios alcanzan fácilmente los oídos y provocan esta enfermedad. Solamente en casos muy raros la otitis puede ser causada por una especie de hongo.

Algunas alergias causan inflamación dentro de la trompa de Eustaquio, que es la que se encarga de conectar el oído medio con la garganta.

Otras causas posibles son:

  • Andar dentro del oído.
  • Tener algún tipo de elemento dentro del oído.
  • Limpiar con un hisopo o palillo el meato auditivo externo para quitar la cera.

¿Cómo sé si tengo otitis?

Los síntomas de la infección del oído pueden variar de persona a persona dependiendo de la severidad de cada caso.

Los principales síntomas son:

  • Picazón en el oído.
  • Sensación de pesadez.
  • Presión sobre el tímpano.
  • Dolor e inflamación en el oído.
  • Secreciones de color amarillo o verde con olor.
  • Pérdida de oído parcial.
  • Fiebre
  • Sonido en los oídos.
  • Vómitos.

Remedios naturales para combatir la otitis

Un tratamiento médico contra las infecciones del oído incluye antibióticos para matar los microorganismos que causan esta enfermedad.

Sin embargo, aun cuando la otitis se presenta en su estado inicial, existen algunos remedios naturales que puedes considerar como sustitutos de los antibióticos sintéticos.

¿Te interesa saber cuáles son?

Peróxido de hidrógeno

Cuando el virus entra en el oído medio, comienza el proceso de proliferación y para desplazarse a través de los conductos, puede causar otro tipo de enfermedades como resfriados y gripe.

Para combatir estos microorganismos y a su vez, prevenir la enfermedad crónica, sólo tienes que utilizar unas gotas de peróxido de hidrógeno.

Administra 2 o 3 gotas de peróxido de hidrógeno cada 12 o 14 horas en cada oído infectado.

Aceite de ajo

El ajo es un antibiótico natural por excelencia y puede administrarse para combatir los virus que causan diferentes tipos de infección.

Por sus propiedades antimicrobianas, es un ingrediente adecuado para combatir el dolor de oídos.

Añade3 gotas de aceite de ajo puro en la zona afectada y manten la cabeza en alto para que el líquido alcance el oído interno.

Cebolla

Este vegetal es un potente antibacteriano y antiséptico que puede ayudarnos a combatir las bacterias causantes de las infecciones de oído.

Picamos la cebolla fresca, la envolvemos en un paño limpio y lo colocamos en el oído afectado durante 5 minutos.

Aceite de oliva

Las propiedades curativas del aceite de oliva se han utilizado como un medio eficaz de lucha contra el tratamiento de la infección en el oído.

Calienta dos cucharadas de aceite de oliva a una temperatura soportable, luego con mucho cuidado añade 2 a 3 gotas en el oído afectado.

Agua caliente

El calor tiene un efecto analgésico que reduce el dolor y también ayuda a mejorar la circulación, facilitando la eliminación de la infección.

Llena una bolsa de calor con agua caliente y colócala en el oído dolorido.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *