¿Sufre dolor en las articulaciones o en sus manos? Preste atención a algunos usos de la cúrcuma con los que conseguirás excelentes resultados

La cúrcuma es esa especia brillante y picante que se puede encontrar en diversos platos indios como el curry; sin embargo, la cúrcuma ha sido usada como medicina desde hace 4.500 años.

La cúrcuma ha sido venerada desde hace tanto tiempo, debido a sus propiedades anti-inflamatorias, así como también por su capacidad para tratar heridas, moretones, congestión y otras condiciones de la piel, como la viruela y el herpes zóster.

La cúrcuma se puede consumir en sopas, arroz, huevos y batidos, pero también es posible mezclarla con otros ingredientes, para preparar tratamientos tópicos y pomadas que capaces de curar desde el acné hasta el cáncer.

  1. Cura cortes y heridas

El ingrediente activo de la cúrcuma es la curcumina; el cual es un potente agente anti-viral, anti-bacteriano y anti-inflamatorio. Esta conocida especia ayuda prevenir las infecciones bacterianas en las heridas abiertas, calma el dolor y la inflamación, además ayuda en la formación de nuevas células de la piel para que cierren las heridas.

Para utilizar la cúrcuma en cortes y heridas, sólo necesitas aplicar el polvo de cúrcuma sobre la herida; si deseas conseguir beneficios adicionales, puedes mezclar la cúrcuma con un poco de aceite de linaza o con pasta de jengibre, esto ayudará a reducir el dolor.

  1. Trata el acné y funciona como limpiador facial

Si deseas un limpiador facial orgánico, mezcla 1/4 cucharadita del polvo de cúrcuma, 3 gotas de aceite de coco o de aceite de lavanda: 1/4 cucharadita de aceite de neem. Esta mascarilla facial ayudará a prevenir los brotes de acné, debido a que la cúrcuma y el aceite de neem poseen propiedades anti-hongos. Deja que la pasta se seque y actué en tu cara por unos 30.

  1. Reduce la inflamación.

La cúrcuma es conocida debido a sus propiedades para reducir la inflamación; esta propiedad especial, ha sido usada en el tratamiento de enfermedades inflamatorias, como la artritis reumatoide y la enfermedad de Crohn; además de la inflamación ocular y la gingivitis.

Lo recomendable es tomar té de cúrcuma para disminuir la inflamación; para prepararlo sólo debes hervir 4 tazas de agua y agregarle 1 cucharadita de cúrcuma molida; déja hervir el té por unos 10 minutos aproximadamente, y después cuélalo en una taza. Si deseas puedes añadirle un poco de jengibre.

  1. Combate el cáncer.

De acuerdo con la Cancer Research UK, la curcumina que contiene la cúrcuma posee propiedades anti-cancerigenas; ya que algunos estudios se logró demostrar su eficacia al matar las células cancerosas y además prevenir que las células cancerosas crezca aún más, principalmente en el cáncer de estomago, intestino, mama y en el cáncer de piel.

Para preparar la pomada de cúrcuma, debes mezclar el polvo de cúrcuma con  vaselina y aplicarla en la zona del cáncer al menos 3 veces al día.; algunos pacientes que padecían de cánceres ulcerados, se sorprendieron al notar que esta pomada no sólo reducía la picazón, sino que además curaba las lesiones.

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *