Una cucharada de miel antes de acostarte te ayudará a dormir mejor

Todos pasamos por momentos en los que la fatiga y el cansancio físico nos impiden dormir profundamente. Algo tan simple como tomar una cucharada sopera de miel puede hacer milagros en estos casos.

Por supuesto, en los casos de insomnio crónico es más apropiado siempre consultar a un médico para averiguar si hay una necesidad de utilizar un tratamiento más grave.

Vamos a explicar a continuación por qué este sencillo remedio es tan beneficioso.

Razones por las cuales una cucharada de miel te ayudará a dormir mejor

A menudo, cuando consumimos algo dulce justo antes de acostarnos, nos duele el estómago y por lo tanto dormimos peor. Sin embargo, esto con la miel no sucederá.

Pero para que este remedio tenga el efecto adecuado, tenemos que considerar lo siguiente:

La miel debe ser orgánica, si se puede, hay que comprarla directamente de un apicultor.

Muchas de las cualidades de la miel que compramos en los supermercados son tratadas y procesadas, lo que les hace perder muchas de sus propiedades originales.

La miel tienes que ser tomada por la noche, que es cuando nuestro cuerpo se acostumbra a esta dosis diaria de miel pura, orgánica y saludable, los efectos se notan y vale la pena.

Una cucharada de miel favorece la función hepática

La miel se convierte en energía para nuestro cuerpo y proporciona el contenido justo y adecuado de vitaminas, minerales y glucosa, que promueven la salud del hígado.

La miel ofrece glucógeno, que el hígado necesita para poder purgarse por la noche, para así realizar las funciones de desintoxicación.

Debemos recordar que es precisamente durante la noche cuando el sistema linfático del hígado, desempeña mejor las funciones de liquidación de las toxinas, logrando así un equilibrio adecuado durante el día.

Una cucharada de miel ayuda a nuestro cerebro a liberar melatonina

Hay muchas personas que para lograr un sueño profundo y reparador, tienen que adquirir cápsulas de melatonina en las farmacias. De hecho, algo tan simple como el consumo de una cucharada de miel antes de acostarse puede para ayudar a facilitar la liberación de melatonina natural.

La melatonina nos ayuda a ajustar el reloj interno del cuerpo y los ciclos de sueño y vigilia.

Las personas con insomnio o que están experimentando procesos de ansiedad debido al hecho de que estaban abandonando el cigarrillo también consumen melatonina. En estos casos, la miel también puede ser útil.

La miel aumenta, además, los niveles de insulina en la sangre y estimula la liberación de triptófano en el cerebro.

A la melatonina también se la conoce como el “bienestar de la hormona.” Nos ayuda a mejorar la inmunidad y facilita la reconstrucción de tejidos mientras dormimos.

  • La miel es un antibiótico natural.
  • Regula el nivel de azúcar en la sangre.
  • Aumenta las defensas.
  • Combate el estrés metabólico, por lo que es igualmente adecuado para consumir en momentos en los que se sufren de ansiedad o fatiga física.
  • Ayuda a combatir el estreñimiento.
  • Favorece nuestra salud cerebral.
  • Ayuda a prevenir la osteoporosis.
  • Reduce al mínimo los efectos de las alergias.
  • Es un buen tratamiento para el acné.
  • Estimula el sistema inmunológico.
  • Estimula la producción de ácidos grasos omega 6, que regulan los procesos hormonales.
  • Es muy eficaz para tratar la piel seca y los labios agrietados.